sábado, mayo 06, 2017

Arribas Gustavo sobre averiguacion de delito



CCCF – Sala 1
CFP 439/2017/2/CA1
“Incidente de falta de acción en autos: ‘Arribas, Gustavo s/averiguación de delito’”
Juzgado de origen: Federal N° 6 – Secretaría N° 11
Buenos Aires, 4 de mayo de 2017.
Y VISTOS Y CONSIDERANDO:
Los Dres. Jorge Ballestero y Leopoldo Bruglia dijeron:
El Sr. Agente Fiscal dedujo recurso de apelación a fs.22/5 contra el temperamento por cual el juez de grado admitió la excepción de falta de acción deducida por la defensa de Gustavo Arribas y, consecuentemente, dispuso su sobreseimiento (fs. 13/20).
El Sr. Fiscal General ante esta Cámara, Dr. Germán Moldes, al conferírsele intervención en estos actuados, discrepó con la opinión de su inferior jerárquico lo que lo condujo a desistir del recurso interpuesto por las razones brindadas en su presentación de fs. 31/6.
La voluntad exteriorizada por el Ministerio Público Fiscal –único recurrente- veda, pues, el conocimiento del asunto por parte de este Tribunal, cimentando una única respuesta: tener por desistido el recurso interpuesto por el Dr. Federico Delgado, por imperio de lo normado por el art. 443 del Código Procesal Penal de la Nación.
El Dr. Eduardo Freiler dijo:
El Dr. Germán Moldes desistió del recurso de apelación deducido oportunamente por el Sr. Agente Fiscal clausurando toda posibilidad de debate ante esta Alzada de la materia puesta en discusión por su colega de grado.
Si bien la decisión del Sr. Fiscal ante esta Cámara se encuentra expresamente contemplada en las normas procesales, llama la atención que el Dr. Moldes en esta causa haya hecho uso de tal facultad legal. Resulta curioso, en este punto, que aquí no haya mantenido vigente la voluntad exteriorizada por el Dr. Delgado en su recurso de apelación cuando, un tiempo atrás, ante este Tribunal encumbraba ser partidario de un proceder muy distinto.
En el marco de una audiencia desarrollada a comienzos de 2015 –aunque en relación con una causa muy distinta de la presente fundamentalmente en orden a las personas involucradas con el quehacer ilícito denunciado- el Sr. Fiscal General subrayaba: “Yo soy un fiscal que por lo general, por lo muy general, pero por lo muy, muy, muy general acompaña los recursos de apelación interpuestos por los fiscales de la instancia anterior. La estadística casera de mi fiscalía me dice que hay un 97% de casos en los que hemos mantenido los recursos y entre un 3 y un 4% en los que, de manera fundada y por escrito se han desistido. Esto implica un respeto por el trabajo del fiscal de primera instancia y por el conocimiento que él diariamente tiene de la causa en la que está trabajando” (audiencia del 17/3/15 en causa 50.890 –expte. 777/2015/CA1).
A ello cabe recordar lo que textualmente señaló en la presentación que, por escrito, precedió aquellas palabras y en las que enfatizó que “…al ser muy respetuoso de la actuación de los fiscales en la instancia y de su autonomía y opinión, no es, en general, mi conducta abortar su decisión de recurrir” (presentación del 16/3/15, en causa 50.890 –expte. 777/2015/CA1).
Es por ello que frente a aquellas pautas que, según aduce, han guiado su proceder como Fiscal ante esta Cámara se destaque el que hoy no haya conservado el interés recursivo expresado por el órgano acusador. Máxime, en el marco de una causa en la cual se ha denunciado la perpetración de hechos cuya naturaleza quedaría alcanzada por las disposiciones de la Convención de las Naciones Unidas sobre Corrupción cuya investigación y sanción debe ser seriamente emprendida a efectos de honrar los compromisos asumidos por la Nación.
De hecho, tal Tratado ha inspirado diversas instrucciones desde la Procuración General de la Nación en procura de mantener vigente la acción penal orientada a la punición de estas conductas al debatirse institutos que, distanciados de ese destino, importan clausurar el poder coactivo que el Estado tiene reservado en estos órdenes (cfr. Resolución PGN 97/09 y PGN 104/11).
Sin embargo, alejado de estas directrices que deben ceñir el obrar de los miembros del Ministerio Público Fiscal como unidad llamada a “promover la actuación de la justicia en defensa de la legalidad [y] de los intereses generales de la sociedad” (art. 120 C.N.), el Sr. Fiscal General propuso abandonar el recurso deducido y, con ello, renunciar al descubrimiento de la verdad.
Es por todo ello que advierto necesario comunicar lo aquí acontecido a la Procuración General de la Nación, remitiendo copias de las actuaciones correspondientes, a sus efectos, lo que así voto.
En virtud del Acuerdo que antecede, este TRIBUNAL RESUELVE:
TENER POR DESISTIDO el recurso interpuesto a fojas 22/5 por el Sr. Agente Fiscal (art. 443 del Código Procesal Penal de la Nación).
Regístrese, notifíquese conforme lo dispuesto por las acordadas nro. 31/11 y 38/13 de la C.S.J.N., hágase saber a la Secretaría de Comunicación y Gobierno Abierto –acordada nro. 42/15 de la C.S.J.N.– y devuélvase a la anterior instancia.
Sirva la presente de atenta nota de envío.
Fdo: Eduardo Freiler – Jorge L. Ballestero – Leopoldo Bruglia
Ante mí: Ivana Quinteros (secretaria de Cámara)

miércoles, mayo 03, 2017

Desobediencia configuracion

CAMARA NACIONAL DE APELACIONES EN LO CRIMINAL Y CORRECCIONAL - SALA 4 -
B., E. I. s/ Procesamiento” C:10 CCC 74427/2014/CA1
///nos Aires, 7 de marzo de 2017.
AUTOS Y VISTOS:
Corresponde resolver el recurso interpuesto por la defensa contra el auto de fs. 61/64 que dispuso el procesamiento de E. I. B. por el delito de desobediencia.
Celebrada la audiencia prevista en el artículo 454 del Código Procesal Penal, la Sala pasó a deliberar en los términos del artículo 455 del mismo cuerpo legal.
Y CONSIDERANDO:
La materialidad del hecho y la intervención de E. I. B. se encuentran acreditadas, con el grado de provisoriedad exigida en esta etapa del proceso, a partir del relato de la denunciante R. S. G., que es avalado por el testimonio de  F.M.S. (cfr. fs. 1/vta., 15/16 y 36/vta.).
Sin embargo, el encartado alegó desconocer la prohibición de acercamiento que pesaba en su contra, dictada en sede civil el 29 de septiembre de 2014, cuya copia obra a fs. 20/vta. -donde por otra parte no se establece el lapso de duración de la medida- y no se incorporaron pruebas fehacientes que desvirtúen tal alegación.
En efecto, la certificación de fs. 47 no basta para desbaratar la excusa, pues no obstante haberse asentado que “al momento de ser entrevistadas las personas en el Servicio Social… se les hace saber los motivos por los cuales se las cita como así también las medidas cautelares que obran a su respecto como en el presente caso, en el cual con fecha 10 de octubre de 2014, se efectuó en relación a E. I. B.”, no surge del acta de fs. 21 que efectivamente se haya puesto en conocimiento del imputado la prohibición y su alcance.
Si bien en la resolución que decretó la medida cautelar se ordenó notificarla a B. en su domicilio, no se incorporó constancia alguna que corrobore el cumplimiento de esa diligencia. Ello resulta trascendente para definir el aspecto subjetivo de su conducta, por cuanto el delito de desobediencia “…es doloso y el dolo requiere el conocimiento efectivo de la orden, razón por la   cual el conocimiento ficto admitido por las leyes procesales no es idóneo para su configuración…” (Fontán Balestra, Carlos, Derecho Penal-Parte Especial, actualizado por Guillermo A. C. Ledesma, 17° ed., Abeledo Perrot, Buenos Aires, 2008, pág. 895).
En tal contexto, y hasta tanto se acredite tal extremo, el tribunal RESUELVE:
Revocar el auto de fs. 61/64, y disponer la falta de mérito para procesar o sobreseer a E. I. B. por el suceso en orden al cual fuera oportunamente indagado (art. 309 del C.P.P.N.).
Notifíquese, cumplido devuélvase a la instancia anterior sirviendo lo proveído de atenta nota. Se deja constancia de que el Dr. Mariano González Palazzo no suscribe por no haber presenciado la audiencia en razón de encontrarse realizando otras simultáneas en la Sala VI de esta Cámara.
Alberto Seijas
Carlos Alberto González
Ante mí:
Erica M. Uhrlandt

Secretaria